Menú Cerrar

El final de una era

Uno a veces se encuentra en una situación que nunca esperó, que a pesar de ser inevitable nunca se acepten algunas ideas que postergamos. Por un lado por no tomar conciencia o solo por temor a tener dimensión de la cercanía del final en cualquier ámbito de la vida.

En lo pèrsonal puedo considerarme un afortunado por coincidir, por ser contemporáneo de leyendas del deporte : Maradona, Federer, Nadal, Jordan, Nadal, Ginóbili, Phelps, Bolt, Ayrton Senna, Schumacher y alguna más.

Con el paso de los años la experiencia nos comienza abrir los ojos sobre ocurre a nuestro alrededor, y se aplica a todo ¿Alguien puede negar que con los años uno disfruta mas las cosas lindas de la vida? lo que sea: un viaje, una reunión familiar, un helado o las milanesas de mamá.

En estos días somos testigos de un acontecimiento que cada vez se hace más presente, a pesar que creo que tiene bastante futuro en la gran competencia. Lionel Messi se quedó solo tirando del carro del Barcelona. Poco a poco fueron partiendo aquellos engranajes tan imprescindibles que conformaron acaso uno de los mejores equipos de la historia del fútbol. Admitamos que a cada equipo que juegaba bien lo emparentabamos con el Culé.

Messi fue por esos años la cereza de una torta que se conformaba con los Iniesta, los Puyol, los Xavi, Ronaldinho y más aca con Neymar, Suarez, Piqué o Busquets. Alguna canción decía algo así: Todo tiene un final, todo termina, nada puede escapar. Y no, la verdad es que el presente nos está diciendo que falta poco para que Messi deje de jugar, con todo lo que eso significa.

Entonces cada vez que juegue voy a estar ahi frente al televisor, mirando todo lo que haga, como para la pelota, cómo sigue engañando a sus marcadores, como viaja esa pelota donde el quiere, como continúa esa relación, esa sensibilidad en el pie sólo comparable a Maradona, por momentos hasta parece mejor. Y ahi vemos como poco a poco Barcelona comienza ser un equipo como cualquier otro con la estrella brillando, pero muy sola. Tanto que en cualquier momento toda esa magia seguirá con otros colores, ahí estaremos esforzándonos para que esa estrella no deje de brillar donde sea que juegue.

Entonces llega el momento de pensar en el futuro ¿ Qué vamos a mirar cuando Messi ya no juegue? ¿ Nos gustará tanto el futbol y el Barcelona o el equipo donde termine? Al menos You tube nos sirve para revivir a Diego cuando queremos ver su arte, único por cierto. Como en la vida deberemos disfrutar cada momento, el presente y cuando el tiempo pase quedarnos con la tranquilidad de haber vivido cada gambeta, cada abrazo, cada charla. Algunos ya se prueban la corona, pero eso es otra historia.